La reeducación postural de la embarazada.

La tripa de una embarazada va creciendo durante los 9 meses de gestación. Esto hace que se produzca numerosos cambios en su cuerpo; uno de ellos, posiblemente el más visible, se llama hiperlordosis fisiológica y consiste en que el eje de gravedad del cuerpo se desplaza hacia delante para compensar el peso. Como consecuencia, la postura que adopta la mujer se caracteriza por llevar los pies separados, los hombros hacia atrás y la cabeza hacia delante. Esto puede provocar lumbalgias, cervicalgias y dorsalgias. Estas posibles molestias se pueden salvar con la reeducación postural.

Os vamos a contar qué postura debéis adoptar en situaciones cotidianas. ¡¡Apunta!!

reeducación postural tumbada

Tumbada.

Lo que no debes hacer es tumbarte boca abajo ya que se pronuncia la lordosis lumbar. También está desaconsejado permanecer mucho tiempo boca arriba; puedes hacerlo un rato para ver, por ejemplo, la televisión pero ¡recuerda! Flexionar las caderas y las rodillas (90º) para corregir la lordosis lumbar.

La mejor postura, sobre todo, a partir del 2º trimestre de gestación es, preferiblemente, de lado izquierdo para sortear el conocido como síndrome de hipotensión supina. Si no estás cómoda puedes flexionar las piernas y colocarte, entre ellas, una almohada o cojín. También puedes flexionar sólo la rodilla que queda debajo o ponerte, si lo prefieres, una almohada en la espalda para lo que tendrás que llevar especial cuidado de no aplastar la articulación del hombro o el brazo.

reeducación postural de pie

Estar de pie.

Nada de estar de pie con los pies juntos, las rodillas estiradas y una o ambas manos en jarras. Una posición que  muchas embarazadas adoptan y que, para nada, es aconsejable.

Lo mejor que puedes hacer es bascular la pelvis y cambiar, de manera alterna, el peso del cuerpo de una pierna a otra. Además, la pierna que no está sirviendo de apoyo puede estar flexionada y apoyada en un escalón y, si estás en la calle y no hay nada en lo que poder descansar, será suficiente con adelantar el pie. De esta forma conseguimos evitar que la musculatura se dañe ya que la columna rectifica la curva lumbar.

reeducación postural agacharte

Al agacharte.

Lo mejor para agacharte, estés o no embarazada, es flexionar las rodillas y las caderas hacia abajo y nunca doblar la espalda. Si tienes que coger peso contempla la posibilidad de que alguien te eche una mano.

reeducación postural sentada

Sentada.

Procura tener una silla cómoda. Siéntate con el trasero bien pegado al respaldo; de esta forma la espalda estará recta.Para levantarte, coloca los pies juntos debajo de las rodillas y levántate haciendo fuerza con ellas, ayúdate empujando con la cabeza hacia delante y arriba.

reeducación postural conducir

Para conducir.

Cuando vayas a subir al coche siéntate primero con las piernas hacia fuera, posteriormente gira el cuerpo introduciéndolo al interior con las dos piernas a la vez. Cuando desees bajar, deberás hacerlo de la misma forma. Una vez estés colocada en el asiento del coche debes colocarte a una distancia adecuada del volante para que éste no te dé en la barriga; hazlo sin tener que tirar de la espalda cuando manejes los pedales.

Realizando las tareas domésticas de casa.

Incluso para llevar a cabo las tareas del hogar es recomendable que sigas estos consejos. Te explicamos cómo y en qué situaciones:

reeducación postural barrer

Barrer: Procura desplazarte con las piernas, sin giros de cintura. Con un pie adelantado siempre debe estar la espalda recta y la pelvis basculada. Usar un recogedor con el mango largo te evitará tener que agacharte.

reeducación postural planchar

Planchar: Cuando estés planchado procura tener un banco o una caja pequeña para que puedas subir un pie de manera alterna desplazando el peso del cuerpo de una pierna a otra.

reeducación postural hacer la cama

Hacer la cama: Intenta que la espalda esté recta; lo puedes conseguir al agacharte doblando un poco las rodillas y alternando el peso del cuerpo de una pierna a otra.

reeducación postural compra

Cuando vayas a la compra procura ir con carrito de la compra pero de los que llevan cuatro ruedas para que lo puedas colocar delante de ti para empujarlo. Si tienes que subir un escalón debes primero subir tú y con las dos manos tirar de él. Si no tienes carro, procura llevar pocas bolsas y con poco peso; además, deberás distribuirlas en las dos manos.

 

 

© 2018 Clínica Fuentes, C/ Teodoro Camino 15, 02002 Albacete, Tel./Fax: 967 21 22 06

La web de Clínica Fuentes C.B. almacena información no sensible en tu dispositivo, como cookies o identificadores únicos de tu dispositivo, y acceden a esta información para realizar tratamientos de datos, como medir y analizar las preferencias de nuestros usuarios, o mostrar contenidos personalizados a través del análisis de tu navegación. Para aceptar y dar tu consentimiento a todas las finalidades y funcionalidades indicadas, puedes hacer click en Aceptar y continuar navegando. En caso contrario, puedes configurar o rechazar dichas finalidades. Para obtener más información sobre el uso de cookies y tus derechos, accede a nuestra    Política de Cookies
Privacidad