Terapia por onda de choque extracorpórea en pacientes con diabetes y capsulitis adhesiva del hombro

Ondas de Choque Focales

La terapia por onda de choque extracorpórea (ESWT) ofrece una alternativa más inocua a las inyecciones de corticoesteroide o al tratamiento quirúrgico para la capsulitis adhesiva del hombro en pacientes con diabetes, señalan hallazgos preliminares. Los resultados de un pequeño estudio observacional no controlado fueron publicados en versión electrónica el 29 de noviembre en Diabetes Care por Flavia Santoboni, de la Universidad Sapienza de Roma, Italia, y sus colaboradores.[1] La capsulitis adhesiva del hombro es el trastorno musculoesquelético más frecuente en la extremidad superior de pacientes con diabetes. Este padecimiento, que también se conoce como hombro congelado, se caracteriza por intenso dolor, con limitación progresiva de la movilidad articular y discapacidad funcional. Los tratamientos consisten en fisioterapia, corticoesteroides orales o inyecciones de corticoesteroide intraarticulares, terapia por onda de choque extracorpórea, y liberación capsular artroscópica. En los pacientes con diabetes, los corticoesteroides pueden tener un beneficio más breve y también pueden aumentar en grado significativo las concentraciones de glucosa. “Por consiguiente, sería preferible evitar los corticoesteroides y optar por terapias alternativas en estos individuos”, señalan los autores.

Terapia por onda de choque como alternativa a corticoesteroides El nuevo estudio ―que se considera que es el primero en que se hayan evaluado los resultados funcionales con la terapia alternativa en pacientes diabéticos con capsulitis adhesiva del hombro― contó con la participación de 50 pacientes consecutivos (7 con diabetes de tipo 1 y 43 con diabetes de tipo 2), con una media global de duración de dolor por capsulitis adhesiva del hombro, de 15,7 meses. Los criterios de inclusión fueron diabetes documentada, dolor del hombro, pérdida de más de 75% en el arco de movilidad en dos o más direcciones (abducción, flexión, rotación externa e interna) durante un mínimo de 3 meses, y ningún otro tratamiento además de los analgésicos en los últimos 3 meses. Todos los pacientes recibieron terapia por onda de choque una vez a la semana durante 3 semanas, y 2400 impulsos en una dirección anterior a posterior en la porción anterior de la articulación del hombro, utilizando una densidad de flujo de energía baja a moderada (0,06 – 0,14 mJ/mm2, dependiendo de la tolerancia individual al dolor).

Las mejoras funcionales fueron significativas en comparación con el inicio a 2 meses y el dolor se calmó más a los 4 y 6 meses. Estas mejoras consistieron en una disminución general de 3,14 tantos en la Escala Analógica Visual, una reducción de 2,97 tantos en el cuestionario de la Calificación de Discapacidades del Hombro y del Brazo, y un incremento de 39,7% en la Calificación del Hombro de Constant. No se comunicaron efectos secundarios relevantes durante todo el estudio.

“Los resultados indican que la terapia por onda de choque extracorpórea puede ser eficaz, factible y bien tolerada y, por tanto, puede representar una alternativa viable a los corticoesteroides para el tratamiento de la capsulitis adhesiva del hombro, en pacientes con diabetes”, señalan los autores. Sin embargo, concluyen que: “Estos hallazgos deben confirmarse mediante un estudio controlado aleatorizado”. Santoboni y sus colaboradores han declarado no tener conflictos de interés económico pertinentes.

Artículo Original de Miriam E. Tucker del 20 de diciembre de 2016 en MEDSCAPE

Add Comment

© 2018 Clínica Fuentes, C/ Teodoro Camino 15, 02002 Albacete, Tel./Fax: 967 21 22 06