Beneficios de la fisioterapia en personas mayores

fisioterapia y anciana

Con el transcurso de los años, la fisioterapia se ha convertido en un método eficiente para prevenir, curar o facilitar la recuperación de lesiones así como aliviar dolencias o mejorar no sólo la movilidad, sino también la agilidad, la fuerza y resistencia de cualquier parte del cuerpo.

Tratándose de personas mayores, cobra aún si cabe mucha más importancia debido al desgaste que el devenir de los años produce. De hecho, la fisioterapia mejora su movilidad y su masa muscular evitando posibles caídas y, consiguientemente, fracturas o heridas de diversa consideración que tan preocupantes suelen ser a esas edades.

caída de ancianos

Lo que conviene, para estos casos, es que el paciente se comprometa a seguir el tratamiento más adecuado ya que, a buen seguro, tendrá resultados muy positivos: corregirá ciertas posturas nocivas, mejora de la movilidad y de la salud y la calidad de vida que, por supuesto, le otorgará autonomía e independencia además de un aumento considerable de autoestima.

La principal dificultad que tienen las personas mayores, la movilidad, se debe fundamentalmente a problemas de los huesos, de la columna vertebral, nervios afectados o hernias discales. No obstante, la fisioterapia puede traer consigo mejoras sustanciales favoreciendo el movimiento de articulaciones, evitando el deterioro de tejidos y músculos y corrigiendo determinadas posturas nocivas; de hecho, puede darse el caso que su mejoría les permita abandonar cualquier mecanismo de apoyo como pueden ser bastones o andadores. Se trata, pues, de un gran avance para ellos.

amistad en consulta

No sólo les hace mejorar el estado físico sino que también mejora notablemente su actitud y su estado emocional ya que realizan, al fin y al cabo, actividades con la que se pueden relacionar con otras personas. De una u otra forma, es muy aconsejable.

© 2016 Clínica Fuentes, C/ Teodoro Camino 15, 02002 Albacete, Tel./Fax: 967 21 22 06